Puentes Térmicos: qué son y por qué deben elimininarse

La creciente conciencia energética y una normativa más estricta han llevado a un aumento en la hermeticidad y en los niveles de aislamiento en paredes, pisos y techos de las viviendas. Es por esto que las pérdidas de calor debido a los puentes térmicos tienen cada vez un efecto más significativo en el rendimiento térmico general de un edificio.

Pero antes de contarte lo que es un puente térmico, si es que no lo sabes, sólo decirte que en una vivienda hermética y aislada los puentes térmicos pueden ser responsables de hasta el 30% de la pérdida de calor. Y, además, aumentan el riesgo de condensaciones, moho y podredumbre. Por lo tanto, ha quedado claro que deben evitarse en la medida de lo posible… aunque no todos son evitables.

Qué es un puente térmico

Un puente térmico ocurre cuando hay una discontinuidad en la envolvente térmica del edificio. Algunos ejemplos incluyen las juntas entre forjados y fachadas, juntas entre fachadas y cubiertas de distintos materiales, uniones de los aleros,  aberturas (puertas y ventanas), pasos de instalaciones o esquinas de muros, entre otros.

Para entenderlo mejor: un puente térmico en un edificio se comporta como un agujero en un cubo de agua: el calor dentro de un espacio se abre paso hacia el exterior del mismo modo en que el agua se derrama a por el agujero.

Los edificios construidos según el riguroso estándar Passivhaus requieren una envoltura térmica continua, lo que significa una construcción sin puente térmico.

Cuál es el problema con los puentes térmicos

  • Los puentes térmicos pueden resultar en un aumento de la energía requerida para calentar o enfriar un edificio debido a la pérdida de calor en invierno y la ganancia de calor en los meses más cálidos.
  • En el interior, cerca de un puente térmico, los ocupantes pueden experimentar molestias térmicas debido a la diferencia de temperatura. Los puntos fríos, además, pueden causar corrientes de aire.
  • Por otra parte, si la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior es grande y el aire interior es cálido y húmedo, como ocurre en invierno, existe riesgo de condensación en la cubierta del edificio debido a la temperatura más fresca
  • En última instancia, la condensación puede dar lugar al crecimiento de moho con la consiguiente mala calidad del aire interior y la degradación del aislamiento, reduciendo su rendimiento y consistencia en toda la envolvente térmica.

Patologías o deficiencias en las envolventes térmicas debidas a puentes térmicos

A lo largo de estos años de experiencia en la realización de consultorías y auditorías energéticas nos hemos encontrado repetidamente con una serie de patologías o deficiencias en las envolventes térmicas de las viviendas estudiadas, las cuales merecen la pena poder comentar:

#1 Falta de aislamiento en fachadas.

En esta vivienda analizada nos encontramos que la caja destinada al hueco del ascensor no estaba aislada correctamente. Se puede constatar en la imagen de abajo, tomada con una cámara termográfica, viendo el color rojo que presenta buena parte de la fachada. Este hecho es totaltalmente anómalo, ya que se supone que toda la vivienda debería estar protegida. Como podemos ver, se establece un puente térmico de gran envergadura que afecta de manera notable al comportamiento térmico de la vivienda.

#2 Puentes térmicos en cantos de forjado

Suele ser común la existencia de puentes térmicos en los cantos de forjados de viviendas de construcción tradicional basadas en muros de dos hojas (medio pié al exterior y tabicón al interior) separadas por una cámara de aire aislada (generalmente, proyectado de poliuretano).

Estos puentes térmicos son consecuencia de un sistema constructivo ya totalmente desfasado y pueden ser responsables de hasta un 5% de las pérdidas totales de calor en las viviendas.

#3 Puentes térmicos en uniones constructivas de diferentes materiales.

Otro punto de pérdidas de energía con el que nos hemos encontrado suele ser en el encuentro de fachada, realizada en material cerámico, con una cubierta de madera.
Es de vital importancia el sellar correctamente este encuentro ya que de lo contrario nos encontraremos con una continua salida de calor acumulado en estas zonas, con la consiguiente pérdida de confort y de dinero en nuestra vivienda.

 

Notad la inexistencia de puentes térmicos en cantos de forjado de viviendas construidas con sistemas de 1 hoja con aislamiento exterior al sistema estructural.

#4 Puentes térmicos debidos a fachadas con acumulación de agua permanente.

Curioso dato que refleja la termografía cuando estudiamos una fachada en la que por deficiencias constructivas en el goterón de la albardilla de coronación, esta se ve empapada de agua de forma continua cada vez que llueve, hecho constatdo en el color rojizo del paño de planta primera.

Y por último comprobar vosotros mismos la diferencia notable entre una fachada tradicional de 2 hojas antes mencionada ( color verde-amarillo) y la misma fachada rehabilitada ( color azul) con colocación de aislante térmico exterior con acabado en revoco de la misma textura y color que el existente.

La termografía revelaba diferencias de temperatura superiores a 3ºC, con una disminución de transmisión térmica en torno al 50% en el caso de la nueva fachada.
También se puede señalar las consecuencias de una pésima carpintería reflejadas en la fachada existente, la cual va a provocar filtraciones de aire excesivas ( color blanco), las cuales pueden llegar a suponer hasta un 20% de las cargas térmicas totales de nuestra vivienda.

La importancia de una Consultoría energética

Como has podido ver, es importantísimo de cara a una mejora de la envolvente térmica de un edificio, vivienda, local comercial, etc, la correspondiente consultoría energética de cara a poder identificar los puentes térmicos, o lo que es lo mismo descubrir dónde y por qué se están produciendo transmisiones excesivas de energía, como paso previo a establecer la solución más idónea.

Ten en cuenta que la mejor manera de elegir los equipos adecuados para tu hogar es realizar un estudio térmográfico completo. Una simulación térmica dinámica permitirá conocer con precisión el comportamiento térmico de tu casa y anticipar sus necesidades energéticas en invierno y verano.

No importa si estás construyendo tu nueva Casa Pasiva o si estás modernizando la que ya tienes. Siempre deberías poner todo el cuidado para minimizar y eliminar los puentes térmicos innecesarios.

Cuánto cuesta eliminar los puentes térmicos

En cuanto a costes, estos dependerán de la solución a adoptar, debiendo abarcar desde los 40€/m2 a los 100€/m2 de fachada aproximadamente ( la sustitución de las carpinterías hay que contabilizarla aparte), dependiendo de si buscamos una mejora del aislamiento interior o por el exterior de la misma, grosor de aislamiento y acabados finales y las eventuales ayudas públicas para la mejora de la envolvente térmica.

La principal medida correctora para el tratamiento de los puentes térmicos y mejorar el rendimiento energético de los edificios consiste en la instalación de un sistema de aislamiento por el exterior (SATE). En cualquier caso, recomendamos la elección de una solución con la mejor relación calidad-precio, de modo que los plazos de amortización estarían entre los 5-10 años de cara a que el propietario tenga la sensación de que el retorno de su inversión no va a ser eterno.