Modelos prototipo
Modelos prediseñados pensados para diferentes situaciones familiares y con diferentes posibilidades de distribución interior y ampliación.

qubic 64    2 dormitorios / 64m2

Es el modelo de 1 planta más pequeño de qubichome. Ideal para jóvenes parejas que desean tener su primera vivienda a un coste reducido, fácilmente ampliable en un futuro, o bien para parejas de avanzada edad que no necesitan mucho espacio. Una vez que se amplía con más módulos, se pueden proponer  programas con  más dormitorios, cocina cerrada o abierta, más baños, o salón y comedor más grande, entre otros.

ver modelo

qubic 128    2-4 dormitorios / 128m2

Es el modelo de 2 plantas más compacto de qubichome. Su pequeña ocupación en planta lo hace ideal para parcelas de superficie reducida. La planta cuadrada permite multitud de combinaciones con los espacios interiores, proponiendo programas de 2 a 4 dormitorios, cocina cerrada o abierta, o más de 2 baños.

ver modelo

Modelos personalizados
Modelos personalizados por nuestros clientes pensados para una situación familiar concreta y con diferentes posibilidades de distribución interior y ampliación.

qubic Villanueva    inicial: 1-2 dormitorios / 82m2      posterior: 3-4 dormitorios / 164m2

Pensada para una joven pareja que empieza con una construcción de 5 módulos y 82m2 en una sola planta, y que se ampliará en un futuro mediante varios módulos hasta conseguir una vivienda en dos plantas con el espacio y funcionalidad requeridos para entonces.

ver modelo

Modelos especiales
Modelos personalizados por nuestros clientes con variaciones en el sistema original por motivos personales o urbanísticos, pensados para una situación familiar concreta y con diferentes posibilidades de distribución interior y ampliación.

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Volver a arriba